Seleccionar página

¿Sabrías reconocer a estas 4 personas?

creadores-lovemarks

Si no sabes quiénes son, quizás sus nombres te den una pista.

Son: Paul Allen, Roy Disney, Pablo Isla y Steve Wozniak.

¿Sigues sin reconocerlos?

Pues son, nada más y nada menos, que las personas que en la sombra hicieron posible el  éxito de las marcas Microsoft, Disney, Zara, Apple, y el imperio de Bill Gates, Walt Disney, Amancio Ortega y Steve Jobs, de quienes estoy segura que sí reconoces sus nombres y sus caras.

¿Qué pretendo decirte?

Pues que alrededor de cada gran líder, hay siempre una persona o grupo que ha sabido entender su visión y convertirla en una realidad.

Obvio, pensarás.

Si, parece una evidencia pero si escribo este post es porque conozco personalmente muchísimos casos de ideas fabulosas de negocio que han fracasado por no haber sabido llevarlas a cabo, y de otro lado, profesionales súper cualificados que podrían llegar muy lejos y que sin embargo se estancan.

De un modo u otro, el resultado es frustración.

¿Por qué emprendedores sin estudios triunfan, sus marcas se convierten en lovemarks y ellos en auténticos magnates de los negocios?

¿Por qué profesionales súper preparados no lo consiguen?

 

Si estás pensando que la razón está en disponer o no de dinero para arrancar con buen pie, te equivocas.

Muchas de las marcas más importantes y valiosas de hoy en día tuvieron un origen modesto y avanzaron muy poco a poco, como es el caso de Zara.

Amancio Ortega no fue a la Universidad ni hizo posteriormente ningún MBA. Su humilde situación familiar hizo que tuviera que ponerse a trabajar con 13 años en una mercería.

¿Cómo pudo un joven leonés, sin ayudas económicas ni estudios, levantar un imperio textil como Inditex?

Amancio Ortega tenía una visión que cambiaría para siempre la industria textil: democratizar la moda comercializando las mismas tendencias de las pasarelas pero precios asequibles al gran público.

Pero esta visión se hubiera quedado en una mera quimera si no hubiera sabido rodearse de los mejores profesionales para hacerla realidad.

➡️ Visión y saber hacer son, por tanto, las claves que tienen en común todas esas marcas y empresas que llegan a ser extraordinarias y se convierten en lovemarks.

Cuando uno de estos dos ingredientes falta, el éxito deja de estar garantizado.

Personas-porqué y personas-cómo

¿Recuerdas el Círculo de Oro? No es solo la estrategia de comunicación que siguen las lovemarks sino también la pista de cómo han llegado a ser marcas de éxito, amadas y respetadas.

circulo-de-oro-simon-sinek-lovemarks

A nivel organizativo, el PORQUÉ representa a ese soñador, líder o visionario del que parte todo, mientras que el CÓMO representa a la persona o grupo capaz de construir los procesos para que ese porqué se haga realidad.

Bill Gates, Walt Disney, Amancio Ortega y Steve Jobs tenían un PORQUÉ, pero Paul Allen, Roy Disney, Pablo Isla y Steve Wozniak eran los que sabían CÓMO hacerlo realidad.

Llamemosles, entonces, personas-porqué y personas-cómo.

 

¿Con qué perfil te identificas más?

Las personas-porqué

Son los visionarios, los que tienen una imaginación hiperactiva. Tienden a ser optimistas y a creer que todo lo que imaginan se puede hacer realidad. Suelen pensar más en el futuro que en el presente.

Las personas-cómo

Son personas realistas, prácticas y con los pies en el suelo. Inspirados por las personas-porqué, son los que hacen posible que las ideas se conviertan en una realidad.

Los que saben el porqué necesitan a los que saben el cómo

Las personas-cómo no necesitan a las personas-porqué para que les vaya bien, saben hacer su trabajo. Algunas alcanzan el éxito y ganan mucho dinero, sin embargo, ellos solos nunca consiguen crear lovemarks ni construir imperios. Tienen talento pero les falta visión o la capacidad de inspirar a otros para seguir creciendo.

Las personas-porqué, pese a la visión y carisma que tienen, a menudo se llevan la peor parte. Cuando no se rodean, escuchan ni delegan en personas-cómo, la mayoría acaban siendo soñadores que se mueren de hambre.

Además, suele ocurrir que el 90% de las veces que creemos tener una idea única, no lo es. A poco que investigas, ves que hay otras tantas personas que ya han intentado o están haciendo algo parecido. ‘‘Esto ya lo intentó aquel’, ‘esto ya lo están haciendo éstos otros’…

Por eso, no hay que obsesionarse sólo con ser diferentes desde el porqué sino también desde el cómo.

Hay millones de personas y de marcas que quieren, por ejemplo, un mundo mejor, pero pocas que sepan cómo hacerlo.

Por esta razón el Marketing es importante.

El Marketing ayuda a ofrecer un cómo distinto a un mundo saturado de los mismos porqués. Es decir, ayuda a competir de forma diferencial, a pesar de tener o hacer lo mismo que los demás.

¿Qué hacer según tu perfil?

Si eres una persona-porqué, inspira a los mejores profesionales para que contagiados por tu porqué se sientan atraídos por tu proyecto y quieran trabajar contigo.

Y es que si contratas gente simplemente porque pueden hacer un trabajo, trabajaran por tu dinero. Pero si contratas a gente que cree en lo que crees, trabajaran por tu porqué con sangre, sudor y lágrimas.

trabajo-en-equipo

No trates de hacer todo tú solo porque te saturarás.

Es decir, si quieres por ejemplo crear una marca de ropa, no puedes saber ni estar diseñando, cosiendo, llevando las redes sociales, escribiendo en el blog, creando y posicionando la web, hablando con proveedores y distribuidores, ejecutando el plan de marketing etc.

Es cierto que en los inicios la mayoría nos vemos obligados a tener que hacer todo nosotros mismos porque no podemos pagar a otros. No obstante, en la medida de lo posible ve delegando poco a poco, o reparte el presupuesto que tienes para arrancar considerando contratar a profesionales. No pretendas aprender y ejecutar tú mismo cada acción que haya que realizar.

Si por el contrario tienes un perfil de persona-cómo, sabes hacer muy bien lo que haces pero no eres de los que les gusta romperse el coco pensando en cómo escalar porque supondría complicar y arriesgar la situación estable que tienes ahora, fórmate y sigue entrenándote para ser el mejor en lo que haces. De éste modo, las personas-porqué desearán asociarse o trabajar contigo. Ellas te aportarán la visión que quizás a ti te falta para crear algo extraordinario, y así seguir creciendo y llegar más alto de donde estás ahora.

La Visión y Misión de marca han de estar clarísimas para que tu equipo trabaje bien


La visión es el porqué de la marca o empresa. Es el destino.

La misión, es la ruta. El plan estratégico, el cómo la empresa va a hacer realidad ese porqué.

Solo cuando las dos cosas están expresadas claramente, las personas-porqué y las personas-cómo saben trabajar conjuntamente de forma eficaz.

Por tanto:

  • Lo importante para el éxito de una empresa o marca no es tanto tener una buena idea, sino cómo se lleva a cabo.
  • La asociación entre personas-porqué (visión) y personas-cómo (talento) es la combinación perfecta para que una marca o empresa sea extraordinaria y se convierta en lovemark.
  • El verdadero valor y capital de una marca o empresa no está en el producto que vende, sino en el equipo que lo hace posible.

¿Tú qué opinas? ¿Con qué perfil te sientes más identificado? ¿Existe en tu empresa esta combinación perfecta de personas-porqué y personas-cómo?
Cuéntamelo a continuación en la zona de comentarios, estaré encantada de leerte y si quieres, debatir sobre el tema :)

¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

Suscríbete para ayudarte a conseguirlo y descubre cuáles son las estrategias que debes llevar a cabo para conquistar a tu público objetivo y enamorar a tus clientes.

Como regalo de bienvenida podrás descargarte nuestra guía "Lovemarks vs marcas del montón: 10 diferencias estratégicas que puedes aplicar a tu negocio".

Genial, te hemos mandado un correo para que confirmes la suscripción.