Seleccionar página

¿Son distintos los logos de las lovemarks del resto de las marcas? ¿Existe entonces un logo ideal para cada lovemark? ¿Que tienen en común estos logos?

Seguro que el título del artículo te ha generado más preguntas. Si es así, vas por buen camino, eres un emprendedor creativo y curioso ;) Espero que este artículo cumpla tus expectativas y si tienes alguna aportación o pregunta, deja tus comentarios al final del post. Estaré encantada de leerte :)

El logotipo es un signo gráfico concebido para representar una marca. Pero, ¿por qué los logos de las marcas más famosas nos parecen diferentes? Por lo general los percibimos como más atractivos, y sus más fervientes seguidores se identifican con ellos hasta tal punto, que son capaces de serigrafiarlos en su ropa y otros objetos personales o incluso tatuarlos en su piel.

Una lovemark es el resultado de una serie de acciones entre las que el diseño del logotipo debe tener un peso relativo, en el sentido de que ha de estar perfectamente integrado en el proceso global de la estrategia de marca. Es decir, básicamente podemos aplicar el principio gestáltico de: “El Todo no es la suma de sus partes”. Por tanto el logo no es un elemento que se pueda entender de forma separada de la marca que representa.  Es decir, antes de proceder a realizar el diseño de tu logo tienes que considerar cuál va a ser tu estrategia global como marca, cómo es el público objetivo al que te vas a dirigir, qué valores y actitud de marca vas a querer transmitir… Todo eso, y más, debes considerar para asegurarte de que el diseño de tu logo sea apropiado a la imagen de marca que quieres comunicar.

En algunas ocasiones, los logos se convierten en el centro de la campaña de promoción de la marca. Seguro que has tenido alguna experiencia en la que recuerdas perfectamente el logotipo pero no la marca a la que se asocia. Evidentemente este no es el caso de las lovemarks.

En este punto, te recomiendo que leas (si aún no has tenido la oportunidad) el artículo sobre Arquetipos de Personalidad de Marca que puedes encontrar en este blog.

Logo y personalidad deben estar conectados

Como ves el primer paso a dar en la creación de una Lovemark es definir la personalidad de la marca. A partir de aquí, ya nos podemos reunir con el diseñador para hablarle de la personalidad que queremos transmitir. En el proceso de reflexión sobre la personalidad de tu marca tienes que fijar tu atención en aspectos como actitud, objetivos, mensaje, colores predominantes, etc. Estos aspectos deben ser el punto de partida para el diseño de tu logo, si pretendes realmente que tu marca conecte emocionalmente con tu público.

Por ejemplo, como se dice en el post citado anteriormente, la marca Harley Davison se corresponde con el arquetipo denominado “Forajido”.

harley-davidson

Harley Davison es un ejemplo perfecto de Lovemark. Hoy en día se ha convertido en una leyenda viva, un estilo de vida, una experiencia única y emocionante que va más allá de tener una moto. Es más, la marca realiza grandes esfuerzos para que el cliente no sólo se identifique con ella sino que se sienta diferente. No en vano, cuentan con una área de customización.

Por tanto, cuando el diseñador entienda y se impregne de tu personalidad de marca, entonces es cuando surgirá la inspiración de forma adecuada para hacer un diseño apropiado.

¿Usamos tipografía, iconos, imágenes o combinación de ambos?

Una vez que tengas claro qué arquetipo de personalidad tiene tu marca, entonces ya puedes empezar a pensar en el diseño de tu logotipo. Durante este proceso inspirador te surgirán dudas sobre qué será más adecuado: si representar una imagen con tipografía, utilizar sólo una imagen, un juego visual con la propia tipografía…¿Qué será mejor para mi lovemark?

En esta era tecnológica donde la percepción visual está ejercitándose continuamente, quizás pienses que cuanto más icónico sea tu logo, más atractivo resultará y mayor atención captará. Es cierto que el peso de la imagen es mucho mayor en la actualidad, no obstante en los logos de las lovemarks nos encontramos de todo. Veamos qué se cuece por ahí, a la vez que aprovechamos para definir estos términos.

Logotipo

Este tipo de logo está formado sólo por tipografía (texto), por lo que carece de icono. Por ejemplo el de la marca Cocacola.

LOGO-COCA-COLA

Isotipo

Es un símbolo, icono o anagrama sin tipografía. Un buen ejemplo es el de la marca Apple.

logo-apple

Imagotipo

Se trata de un logo formado tanto por texto como por imagen, bien diferenciados. Pueden funcionar incluso por separado. Por ejemplo, la marca Hello Kitty. Curioso el caso de esta gatita que es en realidad un personaje de ficción producido por la compañía japonesa Sanrio. Sin embargo, se ha hecho popular por la marca Hello Kitty en lugar de por la propia compañía que creó el dibujo.

hellokitty

Isologo

Este tipo de logo también es una combinación de texto e imagen, pero a diferencia del imagotipo, están fundidos, es decir, no pueden funcionar por separado. Un ejemplo sería la marca “BMW”.

LOGO-BMW

Como puedes comprobar existen logos de lovemarks para todos los gustos, es decir, tienes varias tipologías de logo para inspirarte en tu diseño. Ninguna es mejor que otra necesariamente. Aparentemente el tipo más sencillo es el del logotipo, aunque esto puede ser un valor añadido como vemos en el ejemplo de la marca Cocacola. Éste se creó en 1885 y ha perdurado a través de los años. No es el caso de otras lovemarks, como veremos a continuación.

El logo puede evolucionar

Muchos de los logos de nuestras marcas favoritas no son iguales a los que originalmente se diseñaron. En parte tiene su lógica. Si admitimos que “Logo y personalidad deben estar conectados”, la evolución de la propia marca ha provocado en muchas ocasiones cambios en su logo.

Por otro lado, actualmente los dispositivos móviles están condicionando mucho los tamaños y resoluciones de las imágenes para que puedan ser apreciadas con la máxima nitidez posible en cualquier artilugio digital que usamos a diario. Esto no pasa inadvertido ni siquiera a las marcas más prestigiosas con una larga historia a sus espaldas.

Veamos cómo ha evolucionado el logo de una compañía tecnológica mundialmente reconocida, con millones y millones de fieles seguidores. Imagino que estás pensando en “Apple”, ¿no? ;)

El primer logo de Apple fue obra de Ronald Wayne (1976), y consistió en una escenificación de Sir Isaac Newton sentado bajo el árbol donde desarrolla sus teorías sobre la gravedad, con una manzana brillante arriba de su cabeza.

primer-logo-apple

Este primer logo duró poco. En el mismo año que se creó se sustituyó por una manzana mordida, con rayas de diversos colores. Muchos atribuyen este cambio al hecho de que el logo original era demasiado elaborado, otros al nacimiento del color en las Tecnologías de la Información e incluso circula por ahí la leyenda de que fue un tributo a Alan Turing (padre de la computación) que se suicidó según dicen al comerse una manzana envenenada.

logo-apple-colores

Esta versión duró hasta 1998. Después se desarrollaron sucesivamente varios logos monocromáticos con la misma imagen de la manzana mordida, hasta llegar al actual que sigue siendo la manzana mordida y que es ya un icono mundial.

logo-apple

“Apple” es otra lovemark de libro, de hecho observamos como alrededor de la propia evolución de su logo se han generado muchas historias añadiendo ese toque romántico y pasional que poseen las lovemarks en general.

¿Qué tienen en común los logos de las marcas más amadas?

En un estudio realizado por Grafic Design Services , sobre las características que comparten los logos de las 100 marcas más famosas, se obtuvo sólo dos datos con porcentajes significativamente superiores al resto. En concreto destacan éstos:

  • 95% de los logos de las marcas analizadas usan uno o dos colores solo.
  • 93% de los logos son lo suficientemente simples como para verse en tamaños pequeños.

Aún así, te propongo un ejercicio de reflexión. Piensa en unos cuantos logos de lovemarks. ¿Ves cómo son bastante diferentes entre sí?

Esto me lleva a retomar la idea que expuse anteriormente sobre el carácter holístico (global) del logo dentro de la estrategia de marca en la que se halla inmerso. Por tanto, es la propia Lovemark la que hace que su logo se perciba como único, distinto y con un gran poder de identidad y seducción. La conexión emocional que la marca establece con su público influye, en gran parte, en los procesos psicológicos derivados de la percepción visual de su logo.

Conclusiones

Por lo que hemos ido viendo a lo largo del post parece evidente que me inclino más por considerar que es la Lovemark la que hace que su logo se vea diferente con respecto a los de otras marcas más corrientes.

Cuando te enamoras de una marca lo haces a la vez de su logo, y lo ves ideal. Pero no existen logos ideales sino marcas idealizadas por sus seguidores, como los buenos amores. Y esta es la característica que comparten los logos de nuestras marcas preferidas. Así que recapitulando hemos visto que:

  • La personalidad de la marca es la que guía el proceso de diseño del logo.
  • No parece existir una tipología de logo mejor que otra.
  • El logo no tiene porque ser algo estático, y por tanto está sujeto a evolución como la propia marca.
  • Seduce a tu público con una estrategia de marca global en la que el cliente sea lo más importante en lugar de obsesionarte con mostrar tu logo en todas partes como si fuera el elemento más importante. Esto es lo que te acercará a ser una Lovemark y lo que a la vez te distinguirá del resto de marcas.

Si te ha gustado el post, te invito a que lo compartas en tus redes sociales para ayudarnos a dar a conocer nuestro blog. Gracias! :)

¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

Suscríbete para ayudarte a conseguirlo y descubre cuáles son las estrategias que debes llevar a cabo para conquistar a tu público objetivo y enamorar a tus clientes.

Como regalo de bienvenida podrás descargarte nuestra guía "Lovemarks vs marcas del montón: 10 diferencias estratégicas que puedes aplicar a tu negocio".

Genial, te hemos mandado un correo para que confirmes la suscripción.