Las 5 leyes de la atracción para enamorar ¿las conoces y aplicas con tu marca?

por | Varios: Campañas y otras acciones | 2 Comentarios

«Atracción», dícese de la fuerza que tiene una persona o cosa para atraer a otra o hacer que se le acerque.

¿Te has preguntado alguna vez de dónde sale esa fuerza? ¿Por qué surge o cómo puedes generarla?

Te interesa saberlo porque quien tiene la habilidad de generar atracción tiene un superpoder.

El superpoder de conseguir lo que quiera.

Seguro que más de una vez lo has percibido en ciertas personas.

Algunos lo llaman carisma.

Otros, saben que se debe a la existencia de unas leyes de la atracción que dominan perfectamente, algunos de forma inconsciente, pero otros porque las conocen.

Y eso es lo quiero con este post: que conozcas tú también cuáles son esas leyes de la atracción para que tu marca resulte irresistible.

Porque aunque creamos que somos conscientes de nuestras decisiones y elecciones lo cierto es que no lo somos tanto.

Por eso a veces no entiendes por qué de repente empezó a atraerte esa persona en la que nunca antes te habías fijado, o por qué a veces compras cosas que no necesitas, o por qué la gente es capaz de pagar más dinero por el mismo producto o servicio que venden más barato en otro lugar.

Todos los años se publican nuevas investigaciones al respecto, y dejando a un lado el factor más puramente racional – encontrar las mejores características- y el factor social – la sociedad es la que determina qué necesitamos y los parámetros que hacen que algo o alguien sea más o menos atractivo – las leyes de la atracción más ampliamente consensuadas por la mayoría de la comunidad científica son estas 5 que explica el Doctor Noam Shpancer, profesor de la Otterbein University.

Presta atención porque conocerlas no sólo te servirá para mejorar tus dotes de conquista sino también para convertir tu marca en una lovemark.

1. La ley de la familiaridad

Esta primera ley confirma que «El roce hace el cariño”, como dice el refrán que seguro has oído mil veces. Coinciden todos los estudios psicológicos.

Es decir, si no tenemos contacto frecuente con una persona es imposible que lleguemos a quererla. Y, ¿no te ha pasado que alguien alguien que no te llamaba la atención empezó a resultarte más atractivo a medida que tuviste más contacto y cariño? Pues pasa. Y lo mismo ocurre con las marcas.

Por eso tu marca tiene que estar cerca de sus clientes y público objetivo. Primero tienen que verla con cierta frecuencia y conocerla para que les resulte familiar, de ahí que el primer objetivo de toda estrategia de comunicación y marketing sea generar presencia y notoriedad, aparte de porque es imposible querer algo que no sabes que existe. Para ello, además de hacer anuncios y de tu plan de contenidos, considera también la presencia de tu marca en actividades y eventos sobre temas que sabes que gustan e importan a tu público porque esto hará que se interesen por tu marca, la sigan y se formen un buen concepto sobre ella. Y en definitiva que les empiece a resultar familiar.

Si lo consigues tendrás ya un 20% del camino hacia el éxito.

2. La ley del deseo

Esta segunda ley matiza la primera ley que acabamos de ver y viene a decir lo siguiente: no importa lo mucho que te vea, si no me atraes en algún aspecto.

Es decir, el físico influye de manera determinante. A nadie le genera atracción alguien o algo que físicamente le repele.

Por tanto, ser atractivo en algún modo es fundamental para ser considerado como una opción.

Esto lo sabes bien. Por eso cuando quieres resultar atractivo piensas en ponerte en forma, en cómo vas a vestirte, te esmeras peinándote, te perfumas…

Aplicado a las marcas esto se traduce en una identidad corporativa bien trabajada, no solo la visual sino también la verbal, sensorial y actitudinal como vemos en mi programa CreaTuLovemark, un diseño web atractivo e intuitivo, armonía en las publicaciones de tus perfiles sociales, fotografías estéticamente cuidadas, colores bien combinados, tu tienda bonita y ordenada…

Es verdad que el físico no lo es todo, pero la realidad es que importa y mucho. Tenlo en cuenta. Sobre todo si quieres causar una buena primera impresión.

3. La ley de la personalidad

Según las investigaciones de Shpancer, hay dos rasgos de personalidad que hacen a una persona particularmente atractiva ¿sabes cuáles son?

Uno es el grado de competencia, es decir, el nivel de inteligencia y habilidad social; el otro, la calidez, es decir, lo cariñosos y cercanos que somos.

Es decir, si eres inteligente, simpático y afectuoso ligarás con más facilidad.

Aplicado a las marcas esto se traduce en básicamente lo mismo:

$

en tener una personalidad atractiva, la cual se construye en torno a un arquetipo de personalidad y actitud de marca (lo vemos también en CreaTuLovemark).

$

en ser empático, para lo cual tu marca debe escuchar atentamente a su público, entender sus motivadores de compra y averiguar sus insights.

$

en ser amable y cercano, para lo cual tu marca debe cuidar la atención al cliente, no solo en el cara a cara, sino también telefónicamente, vía email y en redes sociales.

4. La ley de la proximidad

Como sabe todo aquel que ha tenido una relación a distancia, o las partes acaban por juntarse o el noviazgo fracasará estrepitosamente tarde o temprano. Las relaciones a distancia siempre fueron difíciles, por eso lo habitual es que nos planteemos como pareja a alguien que tengamos cerca.

Con las marcas ocurre lo mismo. Si una marca tiene difícil acceso en el sentido de que no tiene puntos de venta cercanos a ti, o si no tiene tienda online, o si incluso la distribución es mala y tardía, lo más normal es que, como en las relaciones de pareja a distancia, el vínculo acabe desapareciendo y al final optes por otra similar que sí esté en tu entorno más próximo.

5. La ley de la afinidad

Los estudios no dejan lugar a dudas: nos atraen las personas que sentimos parecidas a nosotros.

Es decir, si podemos elegir, preferimos a alguien con quien tengamos cosas en común que a una persona que sea muy distinta. Personas con las que compartimos aficiones, ideales, sueños, miedos o retos.

Lo mismo ocurre por supuesto con las marcas, de ahí la importancia en lo que tantas veces insisto aquí en el blog: tu marca tiene que construir un marco actitudinal en el que tu público objetivo y clientes se sientan reflejados. Es decir, tu marca debe ser el reflejo de unos valores, personalidad y comportamientos que conecten y con los que se sienta identificado tu público.

Esto es algo que muchas marcas desconocen o que simplemente no llevan a cabo. He ahí la razón de ser una marca del montón o ser una lovemark:

$

las marcas del montón se centran en hablar de sí mismas, de sus productos, de características, de precios, de conseguir máxima visibilidad y de acumular seguidores en redes sociales.

$

las lovemarks, en cambio, saben que los consumidores son mucho más propensos a elegir marcas que se identifican con sus pasiones e intereses frente a aquellas que sólo instan a comprar sus productos, por eso se enfocan en generar conexión emocional y afinidad hacia la marca. Tienes más información sobre este punto y un ejemplo muy interesante en el post que escribí sobre cómo generar engagement hacia tu marca.

Pero el quid de la cuestión es este:

Estas leyes sirven para generar atracción, es decir, para despertar interés y propiciar una actitud receptiva, pero lo importante es saber después conquistar y mantener una relación. Porque como en una relación de amor con otra persona, el éxito de una marca está también en la capacidad de construir una relación saludable a largo plazo, en la capacidad para comprometernos y cumplir nuestra promesa y compromiso, en la capacidad de escuchar, de aportar y de construir una experiencia positiva en cada una de las interacciones que tenemos juntos como marca y cliente.

¿Qué opinas tú? ¿Cuántas de estas 5 leyes estabas aplicando en tu estrategia de marca?

Cuéntamelo a continuación en la sección de comentarios :)

Si te ha gustado este artículo, ayúdame a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales.

Luz Pérez Baz

Luz Pérez Baz

Te ayudo a desarrollar tu estrategia de marca, comunicación y marketing para que tu marca deje de ser una más del montón y se convierta en una lovemark irresistible, amada y respetada con clientes fieles y enamorados.

http://www.luzperezbaz.es

creatulovemark.com

2 Comentarios

  1. DIego

    Excelente blog como siempre, Luz.
    Gracias por compartirlo.

    Saludos desde Bolivia

    Responder
    • Luz Pérez Baz

      Muchísimas gracias Diego, me alegra mucho saber que te ha gustado :)

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Contenido protegido!
¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

¿Quieres que tu marca deje de ser percibida como una más del montón y se convierta en una lovemark amada y respetada?

Suscríbete para ayudarte a conseguirlo y descubre cuáles son las estrategias que debes llevar a cabo para conquistar a tu público objetivo y enamorar a tus clientes.

Como regalo de bienvenida podrás descargarte nuestra guía "Lovemarks vs marcas del montón: 10 diferencias estratégicas que puedes aplicar a tu negocio".

Genial, te he mandado un correo para que confirmes la suscripción.